• Isidora Correa

Centro de Tenencia Responsable en La Serena:

Actualizado: 19 de feb de 2019

Esterilizan, cuidan y dan en adopción a perros gratuitamente


De seguro La Serena es modelo a seguir para distintas comunas en variados asuntos, pero en esto, son pioneros. Como una cruzada para evitar el abandono, se construyó el octubre pasado este centro que alberga y trata a los perros abandonados de la comuna.

Por Isidora Correa





Ya son cuatro meses desde que se inauguró el innovador Centro de Tenencia Responsable en La Serena, de la mano del alcalde Roberto Jacob, que desde su primer período se viene preocupando por los animales.


Hace seis años y previo a la Ley Cholito, comenzó a funcionar la Campaña de Tenencia Responsable que se dedica a educar a la población. Hace cuatro meses, se abrieron las puertas del centro de tenencia, donde con 44 caniles reciben a perros callejeros para esterilizarlos y darles los cuidados primarios, para luego darlos en adopción.


Las instalaciones son de punta, no se escuchan ni ladridos y los voluntarios se dedican, aparte de sacarlos a pasear regularmente, a darles el cariño que nunca antes tuvieron.






“En el municipio sabían que era una necesidad para la gente”, aseguró Irma Petit, Jefe del Centro de Tenencia Responsable, quien ha estado presente desde los primeros pasos de este proyecto.

¿Por qué era una necesidad para la gente?

Según nuestros cálculos, se estima que todavía hay sesenta mil perros en las calles de La Serena, por eso comenzó a ser una prioridad para la comuna.

Por otro lado, cambió el paradigma. Los animales comenzaron a formar el papel de uno más en la familia y queríamos velar por el bienestar animal.


Más que por cumplir con la ley, ¿el programa va más allá?

En nuestros talleres y charlas hablamos de cuidado y de respeto hacia los animales, apuntamos a que haya un cambio cultural. Vamos a juntas de vecinos, colegios e incluso educamos a personas que tienen muchos animales a su cargo. En los colegios, nos hemos sorprendido bastante. Los niños ya saben sobre el respeto a los animales y eso está muy bien, habla de un avance gigante.


En la práctica, ¿cómo funciona el centro?

No funcionamos como refugio, pero si estamos autorizados a resguardar hasta un máximo (ojalá) de 44 perros por no más de diez días. En ese período, los esterilizamos y les damos los cuidados básicos. Trabajamos con organizaciones animalistas que nos ayudan a ponerlos en adopción. En el caso que nadie los adopte en ese período, los reintegramos a la calle, en el lugar exacto donde los encontramos para no desorientarlos llevándolos a otro lado.



¿Cuál es el papel de las organizaciones animalistas en el Centro?

No podríamos hacer lo que hacemos sin la existencia de ellos. Nos ayudan a dar en adopción, con donaciones y traen a voluntarios. Las redes sociales son una herramienta que nos ayuda bastante y gracias a estas organizaciones tenemos un mayor alcance.


¿Y han tenido buenos resultados?

La gente ha recepcionado el proyecto muy bien. Personas que no tenían ninguna posibilidad de llevar al veterinario a sus animales, ahora los traen acá, donde se les hacen controles, e incluso tratamientos gratuitamente. El programa ha permitido que los vecinos se organicen; se ponen de acuerdo y como el servicio es gratuito, traen a los animales que vagan por sus barrios. Por otro lado, en una buena semana tenemos a cinco perros adoptados, lo que es bueno, pero no se condice con la cantidad de perros que llegan.






Con tan buena recepción, ¿no planean ampliar la capacidad del centro?

Hemos podido controlar los índices de natalidad y distintas enfermedades que antes no estaban siendo tratadas y que eran peligrosas, pero construir más caniles y actuar como refugio significaría permitir el abandono. Hoy todavía estamos ajustándonos al modelo de funcionamiento, y a pesar de que llevamos recién cuatro meses, ya nos están llamando desde distintas comunas para preguntarnos por el modelo arquitectónico. Por ahora, nuestro objetivo es evitar el abandono y nuestras fuerzas están centradas en la educación.





Ampliando la mirada, ¿cómo te parece que va chile con la tenencia responsable?

A pesar de que Chile esté al debe, las cosas están cambiando. Hoy día con respecto a los años anteriores, nos encontramos con un panorama muy positivo. Que exista una ley significa que ya hay un cambio de cultura. De un “atropellé un perro y no paro a ver” al tratarlo como un ser sintiente es un cambio muy auténtico.

73 vistas1 comentario