• Isidora Correa

Travesía a La Serena con perros

Actualizado: 4 de feb de 2019

Viajo regularmente por Chile con mis perros, pero esta, fue una travesía distinta. Sí, una travesía. Primera vez que me voy a un departamento arrendado con el Frijol, Simón y la Wof.




Todo este viaje fue planeado porque el domingo 27 de enero me debía presentar a Pet Pelusa, un evento algo así como el Lollapallooza, pero del gobierno, que fomenta la tenencia responsable de las mascotas y concientiza sobre los cuidados que hay que darles. Además hay charlas y jornadas de adopción y en esta ocasión, insertaron más de 1.500 microchips para poder identificar a perros y gatos gratuitamente.


Al principio, quería viajar sólo con Simón y Frijol, como lo hago de costumbre cuando debo arrendar un lugar, porque ellos son los más pequeños. Pero, ¿por qué dejar a la Wof por su tamaño fuera de estos viajes, si ella lo único que quiere es estar cerca mío? Puse su jaula de transporte en la parte de atrás de la camioneta y partimos.




¿Cómo buscar departamento?

El departamento lo arrendé en Airbnb y seleccioné en sus filtros la opción “se admiten mascotas”. Al pedir el arriendo envié un mensaje informando que iría con dos perritos pequeños y una mediana.



Camino a La Serena paramos en la COPEC de Los Vilos, no había lugar para poder soltar a los perros, pero si pasto para caminarlos, además la terraza está habilitada para que puedas pasar con tu mascota. Ahí fue donde conocimos a León y su familia quienes venían desde Mendoza a pasar unas vacaciones familiares.





Llegamos a La Serena a eso de las 4pm. Luego de caminar un poco a la Wof e instalarnos, nos fuimos a buscar un lugar donde pudiéramos sentarnos con Simón y Frijol, que ojalá estuviera cerca del mar. Llegamos al Pub OVO Beach, que según lo que decía en su web, era Pet Friendly.


Cuando llegamos no encontramos nada que diera indicios de que aceptaran perritos. Después de preguntar en la entrada nos hicieron pasar a todos. Tuvimos suerte de que Isidora, quien nos atendió, fuera pet lover y recibió con muchas caricias a los invitados. Nos ofreció rápidamente un vaso de agua con hielo para ellos, aunque al parecer esta no era una costumbre del restaurante. Nos sentamos cerca de la playa, y disfrutamos de una rica tarde.


Pub OVO Beach

Ahora le tocaba a la Wof botar parte de sus energías. No quisimos ir a la playa, porque estaba llena y aparte, no queríamos invadir espacios, porque a pesar que ella no es violenta, es súper pegote y le pone a todos cara de emoji. Decidimos ir al parque Pedro de Valdivia.



Parque Pedro de Valdivia


Entramos con correa y llegamos a un espacio muy seguro para ellos y con pocas personas. Me pareció un lugar muy atractivo para mis perros porque tenía bastantes estímulos interesantes y entretenidos, como las maderas y sus diferentes olores.






Ellos no necesitan hablar para expresar sus emociones, simplemente no se sintió cómodo.

En la noche del sábado fuimos a comer a Moscatel Restaurante y en su página web decía que era pet friendly y al preguntar me contestaron que incluso los esperaban con un plato de agua y unas galletitas.

Quizás fue mucho mi entusiasmo por la idea de cómo nos recibirían, pero al llegar no nos sentimos muy cómodos. Los garzones se notaban un poco rígidos con la situación y Simón y Frijol lo notaron.


Nos sentamos en la terraza, el lugar era muy agradable y rico pero Simón estaba muy inquieto. Es friolento y el suelo era muy frío para el. Le pregunté a uno de los garzones por las galletas para los perros, y no estaba al tanto de esta información, los demás garzones tampoco. Luego se contactaron telefónicamente con el dueño y les informó que si existían pero que se habían acabado.


Por favor si alguien ha tenido más experiencias en este lugar me cuenta como los recibieron y si existían o no las famosas galletas.


Mi querida WOF

Llegamos al departamento de vuelta y llevamos a Frijol y la Wof a la playa, no había nadie porque era de noche y los soltamos para que jugaran tranquilos.











Domingo por la tarde. Era ya tarde noche y decidimos irnos al Venechi restaurante, que en su menú, tenía pizzas, pastas y sushi.



Desde el primer momento nos sentimos bien recibidos. Simón y Frijol estaban completamente a gusto y nos dejaron elegir el lugar que quisiéramos para sentarnos. TODO era pet friendly y no solamente la terraza, como en los otros lugares que dicen que lo son, pero en realidad todos ya sabemos que no.

Nos ofrecieron agua, y muy cómodos nos instalamos. Pedimos de entrada unos aros de cebolla, que estaban muy ricos y de fondo una promoción de sushi, que estaba espectacular.

Antes de irnos el dueño del lugar nos sacó una foto feliz de que fuésemos a su restaurante con nuestras mascotas. El es venezolano, y lo que más extraña son a sus mascotas quienes están con su familia muy bien cuidados.

Lo único que debo mencionar es que aún no tienen patente de alcohol, pero la están tramitando.


Tips


1. Es importante si te vas de viaje con tu mascotas siempre lleves una manta. Se hace indispensable para poner sobre lugares que crees que tu mascota descansará y evitar que queden muchos pelos y suciedad.


2. Los que viajamos con mascotas debemos ser responsables para que estos lugares quieran recibirnos siempre y felices.


3. Es importante que si quieres viajar con tus mascotas más grandes o con más energía, te des los tiempos para ir a parques, plazas o playas que cuenten con un lugar espacioso, finalmente disfrutan todos el doble. Uno de los lugares que mas gozé en este viaje, fue ir al parque con ellos y verlos jugar, la naturaleza es un lugar que me trae mucha paz y con ellos comparto más en ella. Así también nos aseguramos que no hagan destrozos en los lugares que nos aceptan y cerramos un círculo en el cual todos quedamos felices.




139 vistas1 comentario